Ana Alonso: «Creemos en el poder del cambio para potenciar una nueva visión del mundo rural capaz de evidenciar todas sus oportunidades»

 

La recién nombrada directora de la Fundación España Habitar inicia 2024 cargada de propuestas e iniciativas que aporten soluciones al reto demográfico desde una perspectiva realista que pondrá de nuevo el foco en el enorme potencial de la España interior, en la que vive y a la que siente muy cerca tras una trayectoria profesional de entrega al mundo rural. Año nuevo, apasionantes desafíos por delante y un buen puñado de objetivos por cumplir. Charlamos con ella.

 

¿Por qué te has incorporado a la Fundación España Habitar?
Cuando me ofrecieron ser Directora de la Fundación no pude decir otra cosa que “encantada”. Llevo muchos años trabajando en y para el medio rural, primero como Directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de Escapadarural y recientemente para el Grupo de Acción Local Saja Nansa, en Cantabria. La experiencia acumulada en estas posiciones me ha hecho sensibilizarme con muchas cuestiones que afectan a este entorno y, sin duda, una de las más importantes es el problema de la despoblación. Además, yo misma vivo ahora en un municipio de menos de 1000 habitantes y eso me permite trabajar con esa visión tan próxima al terreno, teniendo presente las cuestiones que más afectan a sus habitantes.

En definitiva, creo que formar parte de la Fundación me permitirá aportar mi granito de arena en un momento en que la entidad arranca una etapa muy prometedora, cargada de proyectos e iniciativas que verán la luz a lo largo de 2024.

Desde tu punto de vista, ¿cuál es el valor diferencial de la Fundación entre las muchas iniciativas que existen para luchar contra la despoblación?
Hace años que el reto demográfico está en la agenda política y hoy en día es una batalla que se lucha desde muchos frentes públicos y privados. Es muy positivo que haya interés creciente en esta cuestión, porque eso significa que se ha despertado una conciencia colectiva sobre el problema.

Sin embargo, en un momento en que hay muchas iniciativas para luchar contra la despoblación, la Fundación presenta unas líneas de actuación singulares y relevantes. El factor fundamental reside en su capacidad de convertirse en auténtico motor de la cultura del cambio en el medio rural, conectando a empresas comprometidas con proyectos empresariales que favorecen el desarrollo rural. Concretamente, creemos en el poder de ese cambio para potenciar una nueva visión del mundo rural, más completa, realista y capaz de evidenciar todas sus oportunidades. También queremos promover acciones que minimicen la brecha entre lo rural y lo urbano. Y, por último, impulsar procesos transformadores, pero respetuosos con el entorno, que contribuyen a la sostenibilidad del mismo.

Para conseguirlo seremos los aliados de las entidades públicas y privadas con el objetivo de consolidarnos como red de referencia en dos sentidos. Por un lado, para aquellas empresas cuya Responsabilidad Social Corporativa quiera vincularse con el desarrollo del medio rural y la lucha contra la despoblación. Por otro, para impulsar aquellos proyectos cuyo impacto es positivamente relevante en este entorno. En definitiva, nos gustaría ser percibidos como el puente que une a empresas que ayudan a otras empresas.

¿Cuál es tu visión respecto al futuro de la Fundación España Habitar?
La Fundación empieza ahora una etapa de consolidación en la que saldrán a la luz acciones concretas para dar visibilidad a nuestra labor y fortalecer la red que hemos creado.

Para empezar, tenemos la “Alianza contra la despoblación”, como base sobre la que se asientan los cimientos de dicha red. Se trata de un marco de compromiso general que se establece para todas las empresas que se vinculan a la fundación. El acuerdo común se sella con la firma del Manifiesto contra la despoblación, un decálogo que muestra los principales compromisos de sus miembros.
También lanzaremos en breve la segunda edición del Barómetro sobre la despoblación, abordando las cuestiones que más les importan a los habitantes de las zonas rurales y haciendo pública esa información para que sea una herramienta de conocimiento para el cambio.

Por último, en 2024 llevaremos a cabo el I Foro de la Fundación España Habitar, que queremos que sea un primer punto de encuentro para reducir la brecha entre lo rural y lo urbano, aportando soluciones y en clave positiva. Queremos convertirlo en punto de encuentro para impulsar sinergias entre empresas, proyectos, emprendedores y entidades públicas y privadas. Además, este Foro será el lugar donde presentaremos nuestros premios, unos galardones con los que queremos que se reconozca la labor de muchos actores del cambio cuya labor tiene que ser más visible y valorada.

Por último, ¿qué crees que puedes aportar al proyecto?
Me ratifico en lo dicho. Espero que mi experiencia previa y mi conocimiento del terreno pueda aportar una visión enriquecedora de los retos del medio rural, ayudando a establecer puentes entre las personas y entidades adecuadas para que puedan afrontarlos.

Además, siempre he trabajado en el ámbito de la comunicación y sé que esta es una herramienta fundamental para tender esos puentes, impulsar soluciones y trasladar los mensajes adecuados a la sociedad, en relación al potencial del medio rural.

En definitiva, espero que mi incorporación a la Fundación España Habitar puede ser una oportunidad para que crezcamos juntos y por eso afronto este momento con mucha ilusión y compromiso.