Eduardo Álvarez Rodríguez, mi declaración de intenciones

 

Algunos nacimos sin pueblo pero reconocemos sin rodeos que en ese medio es donde arraigan las raíces de nuestros antepasados, donde habitan los valores que forjaron nuestra forma de ser y hacer, aquellos con los que nos identificamos; ese espacio donde germinan todas las cadenas de valor, desde la alimentaria hasta la de generación de energía verde;  ese kilómetro cero tantas veces vilipendiado, tantas veces olvidado y, hoy, más imprescindible que nunca. Algunos nacimos sin pueblo y por eso lo buscamos; es el momento del medio rural, es el momento del regreso a ese lugar único que representa el principio y el fin.